De lo que hace y no hace el Colegio de Contadores Públicos del Estado Lara

6 abril, 2018 por Harold Márquez

06 de octubre 2017

Atendiendo a lo que percibimos el Colegio de Contadores Públicos del Estado Lara (CCPEL)  ha asumido un conjunto de actividades para bien o para mal, a saber:

  1. Actividad gremial propiamente dicha
  2. Actividad administrativa
  3. Actividad de desarrollo profesional
  4. Actividad recreativa
  5. Actividad deportiva
  6. Seguridad social
  7. Desarrollo de sedes

De entrada podemos establecer que las numeradas 1, lo gremial, y 3, el desarrollo profesional,  son inherentes a su naturaleza y la 2, lo administrativo, es un desiderátum obligatorio para cumplir con las dos primeras.

Con respecto a lo recreativo, deportivo  son derivadas de nuestra condición gregaria, por lo cual no están demás.

La seguridad social es un imperativo de todo colectivo, desde las mutuales y montes de piedad del medioevo, el hombre asociado considera vital el apoyo a los más necesitados de sus pares, a la viudez temprana, el apoyo al enfermo, en términos generales a la solidaridad. Uno de los pilares que justifica la agremiación.

El desarrollo de sedes, suena conveniente disponer de un sitio para el encuentro, más cuando la membresía es creciente.

Hasta aquí todo parece estar en sus cánones.

Apliquemos un tanto la lupa al funcionamiento en su conjunto

El Colegio es una corporación creada bajo una premisa legal, la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública[i] la cual le impone sus fines, articulo 15. [ii]

De tal manera que debemos preguntarnos si el CCPEL cumple con los fines que la Ley le ordena.

Empecemos a descartar lo que no es de su competencia. Y así tenemos que lo que ubicamos como funciones 4,5 y 6 no le han sido atribuidas. Por lo tanto debemos reconsiderarlas dentro de un esquema complementario o derivado de lo que hemos calificado como cualidad gregaria. Dicho de otra manera no van.

Actividad gremial. Es preciso definir su alcance y reales posibilidades y a partir de aquí ejecutarla. Es necesario resolver con los licenciados en administración su desleal proceder.

Ubicar y combatir lo que contempla nuestro ordenamiento con respecto a la práctica ilegal, el intrusismo, la piratería, la mala praxis. Usar al respecto los recursos que la propia Ley y su Reglamento contemplan.

Aclarar que no es actividad privativa de los contadores públicos y en función de ello desarrollar programas de formación para que esa práctica, por lo demás usual, por parte de nuestros colegas sea de calidad, para ello es conveniente establecer unos estándares y tarifas que traigan apareado un compromiso y responsabilidad de los contadores públicos que la realizan.

En este terreno ubicamos la asistencia y consultoría tributaria en todas sus posibilidades; ISLR, IVA, Sucesiones, paraficales (SSO, INCES, LOCTI, etc.),  la gestoría y tramitación, la teneduría de libros, la formulación de estados financieros (ahora los sigüí le dicen compilación, palabras nuevas para conceptos viejos), y más.

Es responsabilidad gremial fomentar el estudio, divulgación y progreso de la contaduría pública y contribuir a la realización de investigaciones y trabajos relacionados con la profesión, que hemos hecho para cumplir con este mandato. Pregunta obvia y respuesta ídem: NADA.

Para que esto no sea una simple declaración de intenciones, es preciso incentivar la investigación, para ello hay que empezar por el principio. Crear medios de difusión para los trabajos iniciales, remunerarlos, crear premios para los mejores. En términos sensuales, estimularlos.

El gremio debe ser expresión de nuestra realidad, reitero lo que he propuesto, es necesario hacer un censo que consulte a nuestra membresía, para saber: ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos? ¿Cuántos son nuestros ingresos? ¿Dónde vivimos? Y otras tantas cosas que permitan a la directiva orientar sus acciones, y así atender las debilidades y carencias y reforzar las fortalezas de sus miembros. La contaduría pública, al igual que otras profesiones, – caso de medicina y educación-, cada vez se feminiza más. En las escuelas de contaduría el porcentaje de mujeres supera el 80%. Esto debe ser considerado en una política gremial.

Actividad administrativa y sedes gremiales. Al ingresar a la sede del Colegio, desde la vigilancia y posterior acceso a las áreas administrativas se percibe algo así como un banco oficial, personal uniformado que va y viene, taquillas y salas de espera, oficinas, con bellas asistentes haciendo nada.

En los pisos superiores salones amoblados con mesas y sillas, mas asistentes en jaulas de cristal y el imperio de la soledad.

Por supuesto que el mantenimiento de esta maquinaria es oneroso. Lo que se debe hacer es consultar a un asesino de costos (cost killer), así les dicen a los colegas que se ocupan de estos menesteres, y reducir a lo estrictamente necesario el personal, habilitar los espacios para áreas réntales, cubículos para colegas, previo el pago por su uso, así como el arrendamiento para cursos, talleres y eventos de diversa naturaleza.

Se ha venido sobredimensionando la necesidad de ambientes constructivos. Vemos así que el Colegio, tiene una sede central subutilizada, por lo demás, es copropietario de otra sede en Nueva Segovia, no tengo conocimiento sobre la propiedad de las de Carora, El Tocuyo y Quibor. De la lectura del Acta de la Asamblea Nº 02 Junta Directiva Período 2017-2019 [iii] intuyo que la de Carora y la de El Tocuyo son patrimonio gremial. Se estudia o evalúa la construcción de una sede deportiva y social, mejor dicho de un club, en un terreno adquirido para tal fin.

En resumen las sedes deben ser reducidas al mínimo necesario para el funcionamiento administrativo, el excedente debe ser habilitado como área rental.

La sede social-deportiva debe convertirse en una sociedad con personalidad jurídica distinta al Colegio, administrada por sus promotores, quienes deben asumir su propiedad y desarrollo de acuerdo a sus intereses. El colegio eventualmente se puede reservar una parte de la propiedad considerando el aporte de capital semilla, representado por el terreno.

En el Acta referida en párrafo anterior se indica que el terreno adquirido para sede social está calificado como ABRAE (Área Bajo Régimen de Administración Especial),  para estas zonas rige una norma técnica que regula su uso, en el caso particular está declarado como zona agrícola, lo que impide un uso distinto y presenta obstáculos por la ocupación de un trabajador  con su vivienda, aperos y animales de trabajo y cría. Problema en puertas.

Actividad de desarrollo profesional esta es una actividad altamente lucrativa que bien administrada produce importantes réditos, que la hacen autosustentable. El instituto de Desarrollo Profesional tal y como se le conoce hoy, es una creación del suscrito, con pocas variaciones posteriores, entre las cuales destaco la pérdida de su autonomía y el levantamiento de la prohibición a sus directivos de dictar cursos remunerados.

El acometer en sus instalaciones la formación para el personal auxiliar que requieren los contadores puede ser una fuente adicional de recursos.

Actividad social  y recreativa (deportiva), las ubicamos como una necesidad colectiva y un gusto no necesariamente compartido universalmente en todas sus expresiones. A unos les place reunirse y tomarse unos tragos, otros jugar truco, domino o pelota,  otros bailar y más y más,  así que paremos de contar.

Ahora bien al que le gusta algo que lo pague y que se arrope  hasta donde le alcance la cobija, pero por favor no pretenda que por pertenecer a un grupo, porque el gremio es un grupo, le da derecho de usufructo gratuito a sus gustos y vicios. Los gozadores en general que se paguen lo que bien disfrutan.

Es abusivo, obsceno, perverso, malsano y mas todo lo que se le ocurra al lector, el  pretender mediante cuotas universales  y colectivas el satisfacer los gustos de unos pocos. Algunas de esas actividades se defienden acudiendo al peregrino expediente que representan al colegio, obviando que los que gozan son unos ungidos. Esto debe ser corregido. No me siento e igual siento que muchos colegas sienten lo mismo, representado en jugadores, bebedores, bailaores, bochadores ni bonchadores.

Seguridad social .En los estatutos de la Caja de Ahorros se había previsto, también es una creación del suscrito,  la contribución con la seguridad social. No sé qué paso después.  La existencia de una entidad independiente para administrar unos recursos cada vez menores, con una burocracia excedentaria debe ser replanteada.

El organismo que se ocupa de la actividad puede ser fácilmente adscrito a la Caja de Ahorros y ser un modelo de austeridad.

Se hace necesario que los colegas que activan en forma independiente y que no tienen acceso a la seguridad social sean protegidos por otras vías. Hay que fortalecer el INPRECONTAD, crear sistemas de apoyo mutuo.  Aquí sí creo que una cuota general es conveniente, aunque legalmente la percibo ilegal, podríamos apelar a la solidaridad y comprometerla voluntaria e individualmente con cada colega.

Para los demás fines del Colegio se puede consultar al sanedrín, conformado por los ex-presidentes, y atendiendo a su experiencia solicitarles inspiración y consejo para activar nuestra corporación a lograr alcanzarlos.

Una vez cubierto lo que nos toca se puede aspirar a más.

______________________________________

[i] Gaceta Oficial Nº 30.273 de fecha 5 de Diciembre de 1973

[ii] 1)   Velar por el estricto cumplimiento de los principios de la ética en el ejercicio de la profesión;

2)   Promover el mejoramiento profesional de sus miembros y el establecimiento de relaciones con institutos profesionales, nacionales o extranjeros de igual índole;

3)   Fomentar el estudio, divulgación y progreso de la contaduría pública y contribuir a la realización de investigaciones y trabajos relacionados con la profesión;

4)   Asesorar cuando así lo soliciten, a las Escuelas de administración comercial y contaduría pública de las Universidades Venezolanas;

5)   Estudiar los asuntos que sean sometidos a su consideración por los organismos del Estado en las materias de su competencia y dictaminar sobre ellos;

6)   Gestionar ante los órganos del Poder Público competentes, las reformas necesarias o convenientes de los instrumentos que regulan el ejercicio de la profesión y que consagran la autoridad de los colegios;

7)   Velar por los intereses profesionales de sus miembros;

8)   Promover todas las gestiones necesarias para la completa realización de los objetivos del colegio.

[iii] Acta Nº 02. Asamblea Ordinaria Junta Directiva Período 2017-2019, 26 de agosto de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =